Museo de Arte Contemporáneo de Hidalgo MACH (2018)

 

Casi se ha borrado de la memoria de los hidalguenses el hecho de que, por iniciativa del artista Byron Gálvez, en el periodo de tiempo que gobernó Miguel Ángel Núñez Soto a inicios del siglo XXI, se gestó el proyecto del Museo de Arte Contemporáneo de Hidalgo. Según datos del sitio Ingenet, el Museo fue construido entre 2004 y 2005 por la empresa Ingenieros Civiles Asociados (ICA) por encargo del gobierno de Hidalgo.

Cuando el edificio fue concluido no fue inaugurado de inmediato. Poco tiempo después se construyo, a un costado del museo, un enorme balón de concreto de más de 30 metros de diámetro, hoy conocido como el Salón de la Fama del Futbol.

En julio de 2011, el presidente de México, Felipe Calderón inauguró el Salón de la Fama del Futbol. Un espacio cultural que incluía, no sólo la enorme esfera de concreto, sino las instalaciones originalmente construidas por ICA para el Museo de Arte Contemporáneo.

Desde entonces el Museo de Arte Contemporáneo de Hidalgo ha sido un proyecto fallido. Hoy, por iniciativa de artistas locales, este museo se presenta como un proyecto colaborativo y como un museo nómada que carece de una forma y de un lugar permanente. El MACH ya no se manifiesta como el clásico contenedor de obras de arte sino que el museo es la obra en sí, sumándose a la lista de museos de autor, tales como el Museo Salinas de Vicente Razo, el Museo Skoghall de Alfredo Jaar, y, por supuesto, el Museo de las Águilas de Marcel Broodthaers, entre otros.

El MACH es un proyecto de Rubén Gil, Ana Contreras, Ana Isabel Cruz, Julia Caporal, Alan Islas, Salma Cruz y Miguel Ledezma.

logo mach.JPG